LOS GUARDIANES DEL LLANTO

Ilustración y prosa de Oswaldo Mejía

.

.

Somos “La Esperanza Desesperada”, no existe en nuestra memoria el estigma de la resignación. Alguien escribirá que anduvimos hacia un norte equivocado, pero nadie dirá que pusimos brazo sobre brazo y nos confiamos a esperar la llegada de la Señora de la túnica, la que con su pestilente aliento se lleva amores, alegrías, nombres ilustres y recuerdos de buenos momentos ¡¡Nooooo!! Rasgaremos el vientre de la tierra y repartiremos dentelladas amenazadoras al viento, más cuando llegue el momento de volcarnos al foso, nuestra mirada estará quieta, serena y fija ante las cuencas vacías de esa enigmática y fúnebre presencia… Porque tanto tú, yo y todo este puñado de locos, somos “La Esperanza Desesperada”


10 respuestas a “LOS GUARDIANES DEL LLANTO

  1. ADRIANA CLARIÁ….\”SOMOS LA ESPERANZA DESESPERADA\”….TODA TU PROSA ES UNA ESPERANZA QUE INVITA A CREER QUE TODAVÍA EXISTEN LOS SUEÑOS….CÓMO TE DISFRUTO, AMIGO MÍO!!!!!

    Me gusta

  2. MUY BUENOS DIAS Y BELLO DOMINGO! MUCHAS GRACIAS ESTIMADO AMIGO POR PERMITIRME ENTRAR EN TU MUNDO. ME ENCANTA TU PAGINA, Y SEGUIRÉ VISITÁNDOLA… CORDIALES SALUDOS!!!! LYDIA, UN FRATERNAL ABRAZO DESDE ARGENTINA!!!!

    Me gusta

  3. Hoy, pasado ya mucho tiempo de la primera vez que leí este capítulo, mi visión es diferente, posiblemente porque uno va evolucionando, viendo la vida de otra manera, la percepción es diferente entonces.Hoy puedo desglosarlo sin ese entusiasmo que nos envolvía mientras trabajamos sobre tu biografía, hoy veo un chico desesperado que quizás hubiera necesitado que ante la pérdida de Carlos, no lo dejen solo, que sus padres lo abracen, lo contengan, lo guien, y le expliquen. Pero no pudieron… tampoco vos pudiste, por eso la marihuana, y no menciono la vestimenta porque no era tan poco usual, las universidades estaban llenas de rebeldes, y no era para menos si se está viviendo bajo un régimen militar. Pero volvamos al consumo de porro, creo que fue tu manera de escapar de una realidad muy personal que te agobiaba, entonces lo mejor es evadirse, y no habiendo otras opciones, la marihuana fue tu vía de escape… Es mi humilde opinión de lectora, espero no lo tomes a mal, que quién soy yo para meterme en tu mundo interior y ponerme a hurgar, pero sólo soy una lectora que se permite lo permitido, interpretar a su modo, posiblemente porque también en aquel entonces necesitaba evadirme de la realidad, pero opté por hacer teatro, eso me permitía ser cualquier personaje menos yo. Como siempre, y perdón si me reitero, un placer leerte, una maravilla el binomiom gracias.

    Me gusta

  4. Myriam Jara. YO ENCANTADO CON TU RE-LECTURA Y TU RE-INTERPRETACION. EL LIBRO ES EN MUCHO OBRA TUYA TAMBIEN. ERAN MOMENTOS MUY DIFICILES PARA MI. Y TU, ALENTANDOME A LA CATARSIS, Y A LA VEZ CONTENIENDOME, CORRIGIENDO Y ARMANDO LA EDICION. MILLON DE GRACIAS A TI, LOCA DIVINA.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s