VICTIMARIO Y LA CARICIA DEL ICOR

Ilustración y prosa de Oswaldo Mejía

.

.

Reptaba, en todo el sentido de la palabra, reptaba. Su esencia totémica estaba apoderándose rápidamente de su integridad humana.

Desde hacía menos de un siglo, habíase sentado sobre aquel sofisticado sillón-sarcófago, con intención de mirar cómo pasaba la vida ante sus ojos. Acaso aprovecharía el ocio para realizar algunos trazos en el aire ¡Sí! ¡Hasta podría dibujarse un terapeuta que escuchara sus teorías sobre los Arcángeles alucinados enviados por los dioses patéticos venidos de allá!

Todo empezó cuando se le antojó comer ese banano que estaba alejado del alcance de su mano, y no reparó en que su pie derecho había decidido morir, independiente del resto de su cuerpo. Fue entonces que tropezó. La ingravidez de los seres etéreos debe ser así de relajante, sólo que ellos no estrellan sus omóplatos contra las paredes… tampoco caen como pesados fardos, al piso.

En ese momento su estructura y aspecto variaron dramática y espontáneamente, de humanoide a tortuga panza arriba. No tenía escamas, pero él se sabía muy hábil para pintar filigranas y podría dibujárselas. La visión interior era una aterradora espera y se movía en un único rango, monótono e imperativo: Si lograba voltearse, mutaría inevitable a lagarto. Ni siquiera cuando logró erguirse recuperó totalmente su humanidad.

-¡Maldita pintura mental! Es indeleble; me jodí la piel ¡No debí pintarme esas escamas!

Con pasos tambaleantes logró llegar hasta su cama. Allí, entre sueños y abruptos despertares ansiosos, fue incubando la metamorfosis a su nueva esencia totémica. Olvidó su grácil andar, para tantear la temperatura del suelo con su pecho y vientre desnudos. La fría sangre de sus venas y arterias sólo generaba desaliento y apatía.

La Shamán, elevando el cráneo que servía de cáliz le dijo:

-¡Bebe de tu muerte! Debes morir para renacer libre de escamas…

Bebe, anciano…

Bebe, hombre…

Bebe, niño…

Bebe, feto…

Bebe, idea…

Bebe, sueño…

Bebe, inicio…

Bebe… Be…be…


4 respuestas a “VICTIMARIO Y LA CARICIA DEL ICOR

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s